Blackmagic Design anuncia nuevo modelo Blackmagic URSA Mini Pro 12K

Curso Resolve

Fremont, California (EE. UU) – 16 de julio de 2020 – Blackmagic Design dio a conocer hoy el modelo Blackmagic URSA Mini Pro 12K, una innovadora cámara cinematográfica digital que incluye un sensor Super 35 (12 228 x 6480) y un rango dinámico de 14 pasos para filmar a frecuencias de hasta 60 f/s en 12K con una resolución de 80 megapixeles por cuadro. Esta nueva versión presenta el mismo diseño de la galardonada línea URSA Mini Pro y aprovecha las ventajas de la colorimetría de quinta generación desarrollada por la empresa, a la vez que brinda un rendimiento mejorado al grabar en formato Blackmagic RAW.

Este modelo estará disponible en el mes de julio a un precio de 9995 dólares en todos los distribuidores de productos Blackmagic Design.

El modelo Blackmagic URSA Mini Pro 12K revoluciona la cinematografía digital con un sensor Super 35 (12 288 x 6480) y 14 pasos de rango dinámico integrados en el armazón de la galardonada cámara. Con 80 megapixeles por cuadro, una nueva colorimetría y la flexibilidad del códec Blackmagic RAW, trabajar en resolución 12K es ahora una realidad. El proceso de sobremuestreo en resolución 12K brinda las mejores imágenes en 8K y 4K, con tonos de piel sutiles y detalles extraordinarios dignos de las cámaras fotográficas de alta gama. Asimismo, es posible filmar a 60 f/s en 12K, 110 f/s en 8K y hasta 220 f/s en 4K (Super 16). Por otra parte, este modelo dispone de una montura PL intercambiable, filtros de densidad neutra integrados, dos ranuras para tarjetas CFast y SD UHS-II, y un puerto de expansión USB-C SuperSpeed.

El modelo URSA Mini Pro 12K brinda una resolución tan sublime que supera con creces los parámetros tradicionales de la industria cinematográfica, puesto que ofrece las ventajas de los rodajes en cinta, con detalles increíbles, amplio rango dinámico y colores vivos e intensos. Esta cámara es perfecta para largometrajes, series de televisión y contenidos en formato IMAX. Asimismo, ofrece una definición excelente en torno a los objetos, lo cual hace que sea ideal para trabajar con fondos verdes y efectos visuales, inclusive composiciones en directo y gráficos computarizados. Gracias al proceso de sobremuestreo en 12K, no solo permite lograr una definición y un color mejorados en resolución 8K, sino también un aspecto más homogéneo, debido a que la atenuación de los bordes es imperceptible.

El revolucionario sensor de la cámara ofrece una resolución original de 12 288 x 6480 y 80 megapixeles por cuadro. Además, brinda 14 pasos de rango dinámico, un valor ISO nativo de 800 y una cantidad equitativa de pixeles rojos, verdes y azules, además de haber sido optimizado para imágenes a distintas resoluciones. De esta forma, es posible filmar en resolución 12K a 60 f/s o emplear la función de redimensionamiento integrada para grabar imágenes en 8K o en formato RAW 4K, a un máximo 110 f/s, sin necesidad de cortar o modificar la visión de campo. Por otro lado, gracias a su montura intercambiable, brinda la oportunidad de elegir entre la más amplia gama de objetivos clásicos y modernos, a fin de poder captar todas y cada una de las características y los detalles con tus lentes favoritas.

El sensor del modelo URSA Mini Pro 12K y el códec Blackmagic RAW han sido diseñados en conjunto, a fin de facilitar las dinámicas de trabajo en formato RAW de 12 bits con resolución 12K. Este formato de última generación es increíblemente eficiente, ya que brinda la oportunidad de filmar en dicha definición y editar el material en un equipo informático portátil, una característica que no ofrece ningún otro códec. Además, la gran resolución del sensor hace que sea posible volver a encuadrar las tomas durante la posproducción para obtener imágenes en 8K y 4K. Es como realizar una producción multicámara con una sola unidad. Este modelo también es ideal para filmar de manera vertical o en formato 1×1. El diseño avanzado del sensor y el formato Blackmagic RAW posibilitan la posproducción en cualquier resolución de manera instantánea, sin necesidad de renderizar el material, y manteniendo completamente la precisión cromática del sensor.

Solo Blackmagic RAW hace que las imágenes cinematográficas de 12 bits, 80 megapixeles y hasta 60 f/s sean una realidad. Las opciones Q0 y Q5, junto con las nuevas Q1 y Q3, mantienen el nivel de calidad, permitiendo que el grado de compresión se adapte para que coincida con los detalles de la escena. Por su parte, las versiones Blackmagic RAW 3:1, 5:1, 8:1 y 12:1 emplean una velocidad de transferencia constante, con el propósito de mantener la consistencia en el tamaño de los archivos y lograr la mejor calidad posible. Es posible grabar en formato RAW en dos tarjetas CFast o UHS-II simultáneamente, por ejemplo, en 12K u 8K, incluso a frecuencias de imagen altas. Además, Blackmagic RAW guarda los metadatos de la cámara y del objetivo, así como el balance de blancos, la información de la claqueta digital y las tablas de conversión personalizadas, con el propósito de asegurar la consistencia de las imágenes durante el rodaje en el set y la posproducción.

Al grabar en formato RAW con resolución 12K, se logra el máximo control en los detalles, la exposición y el color durante la posproducción. El proceso de sobremuestreo permite obtener imágenes extremadamente nítidas en 8K con bordes bien definidos. Más aún, Blackmagic RAW ha sido diseñado para agilizar la posproducción en 12K, facilitando también el trabajo con archivos tradicionales en HD o UHD. Este códec ha sido optimizado para unidades CPU multinúcleo que ejecutan varios procesos simultáneamente, dinamizándolos mediante la GPU a fin de brindar compatibilidad con plataformas como Metal, CUDA y OpenCL. Esto ofrece la oportunidad de procesar los archivos RAW de la cámara sin necesidad de crear otros con menor resolución. Las imágenes en formato Blackmagic RAW 12K cuentan con una resolución y una calidad sin precedentes para realizar superposiciones, composiciones y tareas de redimensionamiento, estabilización y seguimiento, tanto en 4K como en 8K.

La colorimetría de quinta generación de Blackmagic incluye una curva cinematográfica diseñada con el propósito de utilizar la máxima información de datos cromáticos provenientes del sensor del modelo URSA Mini Pro 12K. Esto ofrece una respuesta cromática mejorada para tonos de piel más atractivos y una renderización optimizada de los colores con saturación alta, como en carteles de neón y luces traseras de automóviles en escenas de gran contraste. Además, se realiza un procesamiento complejo de las imágenes en formato Blackmagic RAW, conservando los metadatos relativos a la información del color y del rango dinámico captada por el sensor, a fin de emplearlos en la etapa de posproducción. Por otro lado, esta nueva tecnología es compatible con archivos Blackmagic RAW filmados con anterioridad, por lo que es posible aprovechar las ventajas de la nueva curva cinematográfica en trabajos previos.

El modelo URSA Mini Pro 12K es como varias cámaras en una, ya que permite filmar a resoluciones y frecuencias de imagen habituales en 4K, 8K e incluso 12K con un nivel de detalles sobrecogedor. Esta unidad ofrece 80 megapixeles por cuadro a 60 f/s en formato RAW, es decir que es posible sacar fotografías perfectas y grabar clips ideales de manera simultánea, así como rodar a una frecuencia de hasta 60 f/s en 12K (17:9, 12.288 x 6480). Para frecuencias de imagen más altas, cabe la posibilidad de utilizar una resolución de 8192 x 4320 a un máximo de 110 f/s o de 8192 x 3408 a 140 f/s, e incluso reducir el área del sensor al formato Super 16, a fin de captar imágenes en formato DCI 4K (4096 x 2160) a 220 f/s. Las opciones para frecuencias de imagen y resoluciones de este modelo proporcionan una flexibilidad sin igual con el propósito de brindar una mejor renderización del material, con bordes más definidos en 8K y 4K, incluso a frecuencias más bajas.

El modelo URSA Mini Pro ofrece un gran ancho de banda y tres opciones de grabación en 12K, una resolución casi diez veces mayor que la definición UHD. La cámara incluye dos ranuras para tarjetas CFast y SD UHS-II, así como un puerto de expansión USB-C SuperSpeed, a fin de grabar directamente en unidades SATA y NVMe. Además, al activar la opción de grabación en dos tarjetas, la cámara guardará las imágenes simultáneamente en dos unidades CFast a una velocidad máxima de 900 MB/s, o en dos tarjetas SD UHS-II a 500 MB/s. Por otro lado, el puerto de expansión USB-C SuperSpeed en la parte posterior permite grabar en unidades con memoria flash a una velocidad de hasta 900 MB/s, ofreciendo así una tercera opción de almacenamiento. De esta forma, podrás escoger tu favorita para captar imágenes en 12K a 60 f/s o en 8K a 110 f/s.

Distintos proyectos requieren diferentes tipos de objetivos. Por tal motivo, la línea de cámaras URSA Mini Pro dispone de una montura intercambiable que facilita el uso de lentes F, EF o PL en la versión URSA Mini Pro 12K, y también B4 en el modelo URSA Mini Pro 4.6K G2. En consecuencia, el usuario cuenta con la oportunidad de emplear objetivos utilizados en el ámbito de la fotografía, la cinematografía o las transmisiones en directo. Esta característica hace que la cámara sea compatible con una amplísima variedad de lentes profesionales.

Los modelos Blackmagic URSA Mini Pro cuentan con un innovador puerto de expansión USB-C de alta velocidad. Por un lado, la versión 4.6K G2 incluye un puerto USB-C 3.1 Gen 1 con una velocidad de transferencia de hasta 5 Gb/s, mientras que el nuevo modelo 12K presenta una conexión USB-C 3.1 Gen 2 que permite transmitir a 10 Gb/s. Estos puertos facilitan el uso de discos externos y unidades SSD, y en la versión 12K, es posible conectar un dispositivo URSA Mini Recorder a fin de grabar en unidades NVMe rápidas durante períodos prolongados. Estas son ideales para la captura de imágenes en resolución 12K con el modo de calidad constante Q0 activado en formato Blackmagic RAW de 12 bits o a una frecuencia de imagen alta. Al finalizar el rodaje, basta con conectar la unidad a un equipo informático para empezar a editar y etalonar el material sin necesidad de copiar los archivos previamente.

Los modelos URSA Mini Pro incluyen una versión completa del programa DaVinci Resolve Studio, la solución más avanzada del mercado que combina herramientas profesionales de edición, etalonaje, posproducción de audio y efectos visuales. DaVinci Resolve es empleado en más largometrajes de Hollywood que cualquier otra aplicación, de modo que es posible editar cualquier contenido con prestaciones de vanguardia sin perder calidad. Ya sea al producir largometrajes, series de televisión, videoclips, anuncios publicitarios o videos para YouTube, DaVinci Resolve Studio proporciona una dinámica de trabajo que permite crear contenidos con la mejor apariencia posible.

El nuevo dispositivo Blackmagic URSA Mini Recorder permite grabar archivos Blackmagic RAW de 12 bits en unidades SSD rápidas de 2.5 pulgadas, inclusive en versiones NVMe U.2 Enterprise más modernas que ofrecen una rapidez sin precedentes y una velocidad de transferencia de datos de hasta 900 MB/s. Esto brinda la posibilidad de filmar durante períodos más prolongados en resolución 4K, 8K o 12K con el códec de mayor calidad (Q0). El grabador se coloca directamente en la parte trasera de la cámara, entre el armazón y la batería, y se controla mediante el puerto USB-C, por lo que no es preciso hacerlo manualmente.

«El nuevo modelo Blackmagic URSA Mini Pro 12K incluye los últimos avances en materia de tecnología para imágenes digitales, abriendo así posibilidades innovadoras durante el rodaje», afirmó Grant Petty, director ejecutivo de Blackmagic Design. «Además del sensor 12K, la cámara presenta otros adelantos, tales como la colorimetría de quinta generación, la función de redimensionamiento integrada, un novedoso patrón cromático simétrico, una calidad excepcional y una resolución sin precedentes. Será interesante ver lo que los directores de fotografía son capaces de lograr con estas innovaciones tecnológicas».

Características principales

  • Sensor Super 35 12K (12 288 x 6480).
  • Ideal para largometrajes, efectos especiales y series televisivas de gran calidad.
  • Rango dinámico de 14 pasos y valor ISO nativo de 800.
  • Nuevo formato Blackmagic RAW para editar en resolución 12K al instante.
  • Formato Blackmagic RAW optimizado para Metal, CUDA y OpenCL.
  • Colorimetría de quinta generación con nueva curva cinematográfica.
  • Grabación a 60 f/s en 12K, 110 f/s en 8K y hasta 220 f/s en 4K.
  • Grabación simultánea en dos tarjetas CFast a un máximo de 900 MB/s.
  • Montura PL incluida. Compatible con modelos EF y F.
  • Puerto USB-C SuperSpeed para grabar en discos externos.
  • Incluye DaVinci Resolve Studio.
  • Compatible con el nuevo Blackmagic URSA Mini Recorder.

Disponibilidad y precio

Este modelo estará disponible en el mes de julio a un precio de 9995 dólares (excluyendo aranceles) en todos los distribuidores de productos Blackmagic Design.

 



Curso Resolve