Blackmagic Design anuncia compatibilidad con Blackmagic RAW en el modelo Pocket Cinema Camera 4K


Fremont, California (EE. UU.) – 5 de marzo de 2019 – Blackmagic Design dio a conocer hoy la actualización Camera 6.2, que brinda compatibilidad con el formato Blackmagic RAW para el modelo Blackmagic Pocket Cinema Camera 4K.

La versión Camera 6.2 ya puede descargarse sin cargo alguno desde el sitio web de Blackmagic Design.

Blackmagic RAW es un códec revolucionario de última generación que combina la calidad y los beneficios del formato RAW, con la facilidad de uso, la velocidad y el tamaño de archivo de los formatos de video tradicionales. Además de ser más inteligente, ofrece imágenes deslumbrantes, un rendimiento extraordinario, compatibilidad con múltiples plataformas y herramientas de desarrollo gratuitas.

Con la actualización Camera 6.2, los usuarios del modelo Blackmagic Pocket Cinema Camera 4K ahora cuentan con la posibilidad de filmar por primera vez en Blackmagic RAW. Esto no solo les permite capturar imágenes con la máxima calidad posible en archivos de tamaño más pequeño, sino que también brinda una grabación más prolongada en unidades de almacenamiento que ya disponen. Por ejemplo, permite grabar más de dos horas en Blackmagic RAW con la máxima calidad cinematográfica y definición 4K en una sola tarjeta SD UHS-II de 256 GB. La opción Blackmagic RAW 12:1 incluso brinda la oportunidad de almacenar contenidos DCI 4K en unidades SD, logrando así un material con calidad excepcional y pequeño tamaño en tarjetas económicas. Por otro lado, este formato ofrece una dinámica de trabajo de edición y etalonaje en DaVinci Resolve más rápida, fluida y con mejor calidad que nunca.

Esto permite priorizar la calidad de imagen o el tamaño de los archivos. Las opciones de codificación a velocidad constante ofrecen imágenes excelentes en un tamaño de archivo predecible y consistente. En cambio, con las de calidad constante, Q0 y Q5, la velocidad de transferencia de datos varía según la complejidad de los fotogramas, a fin de conservar el máximo de detalles y lograr la mejor calidad posible. Además, gracias a la colorimetría de cuarta generación de Blackmagic Design, el material grabado es excepcional con tonos de piel precisos, y colores intensos y auténticos. A su vez, las imágenes en este formato se codifican mediante un espacio no lineal de 12 bits, diseñado para proporcionar la mayor cantidad posible de información cromática con un rango dinámico amplio.

Blackmagic RAW también es compatible con una gran cantidad de metadatos y una dinamización del procesamiento mediante el uso de GPU y CPU.

Los códecs RAW tradicionales generan archivos de gran tamaño y requieren una mayor cantidad de recursos del procesador, por lo resulta más difícil trabajar con ellos. Los formatos de video convencionales son más rápidos, pero conllevan una pérdida de calidad debido a la compresión 4:2:2 que reduce la resolución cromática. Blackmagic RAW soluciona estos inconvenientes y mejora la eficiencia de la codificación para brindar a los usuarios igual calidad, flexibilidad, rango dinámico y profundidad de bits que las imágenes en formato RAW, pero con un rendimiento superior y un tamaño de archivo mucho menor que el de los códecs tradicionales. Asimismo, el uso de la GPU y la CPU no solo agiliza el procesamiento de los archivos audiovisuales, sino que también facilita la edición y el etalonaje en DaVinci Resolve.

Al modificar los parámetros Blackmagic RAW en DaVinci Resolve, se genera un nuevo archivo .sidecar o se actualiza el existente. Al abrirlo en otras aplicaciones compatibles con dicho códec, los ajustes se aplican automáticamente a la imagen visualizada. Si el archivo se elimina, el clip se mostrará utilizando los metadatos originales. Esta dinámica de trabajo innovadora proporciona a los usuarios una forma de cambiar los ajustes Blackmagic RAW sin afectar demasiado la imagen al trabajar con distintas aplicaciones.

Blackmagic RAW es mucho más que un simple contenedor. Su diseño inteligente le permite comprender el funcionamiento de la cámara y el sensor. De este modo, los datos de la imagen y las características únicas del sensor se codifican y se almacenan en un archivo Blackmagic RAW, ofreciendo así una mejor calidad, incluso con un mayor grado de compresión, además de un control absoluto sobre diversos parámetros como la sensibilidad ISO, el balance de blancos, la exposición, el contraste y la saturación.

Gracias a la colorimetría de cuarta generación desarrollada por Blackmagic Design, el material grabado en formato Blackmagic RAW muestra tonos de piel precisos, con colores intensos y auténticos comparables a los de otras cámaras mucho más costosas. A su vez, las imágenes se codifican mediante un espacio no lineal de 12 bits, diseñado para proporcionar la mayor cantidad posible de información cromática con un rango dinámico amplio.

Por otro lado, Blackmagic RAW facilita el acceso a toda esta tecnología, ofreciendo herramientas de desarrollo (SDK) gratuitas que permiten a cualquier aplicación brindar compatibilidad con este formato en equipos Mac, Windows y Linux. Dichas herramientas procesan los metadatos relativos a las características del sensor almacenados en el archivo junto con la colorimetría de Blackmagic Design para obtener imágenes precisas y consistentes durante todo el procesamiento.

Blackmagic RAW proporciona dos tipos de compresión. Los usuarios pueden escoger entre un modo de calidad constante y otro de velocidad constante, según los requerimientos de cada proyecto. Esto permite priorizar la calidad de imagen o el tamaño de los archivos. En el primero de ellos, la velocidad de transferencia de datos varía según la complejidad de los fotogramas, a fin de conservar los detalles y lograr la mejor calidad posible. El formato Blackmagic RAW Q0 ofrece los mejores resultados con una cuantificación mínima, mientras que en la versión Blackmagic RAW Q5, el grado de cuantificación es mayor, a fin de optimizar la codificación y, de este modo, obtener archivos más pequeños. Por su parte, las versiones Blackmagic RAW 3:1, 5:1, 8:1 y 12:1 emplean una velocidad de transferencia constante, con el propósito de mantener una consistencia en el tamaño de los archivos y lograr la mejor calidad posible. Es sencillo entender el grado de compresión utilizado, puesto que dichas relaciones se basan en el espacio que ocupa un fotograma captado por el sensor de la cámara, sin procesamiento alguno.

La nitidez extraordinaria de las versiones Blackmagic RAW Q0 y 3:1 es óptima para anuncios publicitarios o largometrajes de alta gama con una gran cantidad de efectos especiales. Por su parte, los formatos Blackmagic RAW Q5 y 5:1 ofrecen una excelente calidad y resultan adecuados para series de televisión y películas independientes. A su vez, las versiones Blackmagic RAW 8:1 y 12:1 brindan una alta calidad a gran velocidad, por lo que son apropiadas para aquellas producciones que normalmente no se rodarían en formato RAW. Ahora, una mayor cantidad de usuarios podrá acceder a este tipo de imágenes de una manera eficaz que anteriormente no era posible.

Con un diseño adaptable y una dinamización de los procesos mediante el uso de la CPU y la GPU, el nuevo códec Blackmagic RAW ha sido optimizado para procesadores que admiten instrucciones AVX, AVX2 y SSE4.1, y además es compatible con unidades CPU multinúcleo que ejecutan varios procesos simultáneamente. La decodificación de los fotogramas y el procesamiento de las imágenes son sumamente rápidos, lo cual facilita la edición, el etalonaje y la creación de efectos visuales en DaVinci Resolve. Otra ventaja de guardar el material grabado como archivos únicos en lugar de secuencias de imágenes es que facilita la organización y la copia de los contenidos.

Las herramientas de desarrollo gratuitas están disponibles para sistemas Mac, Windows y Linux. Estas facilitan la creación de aplicaciones compatibles con el formato Blackmagic RAW. Por consiguiente, los desarrolladores tienen acceso a algoritmos que aprovechan la unidad de procesamiento central y la tarjeta gráfica del equipo informático para decodificar los archivos, así como a datos específicos del sensor de la cámara que permiten visualizar las imágenes con precisión. Además, las herramientas de desarrollo ofrecen opciones de metadatos variadas y muy descriptivas que se adaptan a las dinámicas de trabajo empleadas en la actualidad. Los metadatos se guardan directamente en el archivo .braw o en uno con extensión .sidecar. Estos son importantes porque contienen los ajustes Blackmagic RAW y la información de la claqueta, el diafragma, el enfoque, la distancia focal y el balance de blancos, entre otros parámetros. Los metadatos del archivo .sidecar pueden utilizarse en forma adicional a otros sin reemplazarlos. Conviene señalar además que este códec admite información sobre parámetros tales como la distancia focal, que a menudo cambia en cada fotograma.

«Blackmagic RAW ha tenido un gran éxito desde que lo introdujimos en el modelo URSA Mini Pro el otoño pasado», afirmó Grant Petty, director ejecutivo de Blackmagic Design. «La actualización Camera 6.2 es muy interesante, ya que brinda esta tecnología avanzada para la versión Blackmagic Pocket Cinema Camera 4K de manera gratuita. Los usuarios obtendrán la calidad de una imagen RAW con la velocidad de los formatos tradicionales».

Disponibilidad

Esta actualización ya está disponible sin cargo alguno desde:

https://www.blackmagicdesign.com/mx/support/family/professional-cameras



Fluotec 2